Materializando la razón

El viacrucis que sobreviven las mujeres en tiempos del legado del Aispurato

por Patricia Sierra Ramírez 3 abril, 2023 | Hace 1 año

Prepárese para un contenido tan largo, traicionado y doloroso como un viacrucis.   

La primera vez que se tuvo el acercamiento con la parte legislativa del H. Congreso del Estado de Durango fue con la Dip. Gabriela Hernández, de la fracción priísta, a quien se le explicó de la manera más amplia y profunda para ser muy precisas y  puntuales de lo que por esencia es la  VIOLENCIA VICARIA y en esa misma razón se urge LEY VICARIA, para prevenir más casos en donde es ultimada la mujer tipificando el FEMINICIDIO e igualmente de atroz el FILICIDIO; donde son estos tentáculos que se engendran desde el hambre insaciable de venganza con el odio y total repudio del hombre hacia la mujer, ejerciendo violencia machista en relación de género. La Ley Vicaria busca en todo su esplendor PROTEGER a las mujeres  y mujeres madres como a sus descendencias y ascendencias, las cuales con estudios previos se logró comprobar ante los ojos del mundo, obteniendo el aval de los expertos en materia sobre estas conductas delictivas.

Afortunadamente en el territorio mexicano se ha pronunciado la SUPREMA CORTE DE JUSTICIA DE LA NACIÓN a favor en el llano sentido a proteger a las mujeres quienes tienen el derecho al goce y disfrute de MATERNAR y de su sano desarrollo libres de violencia. Desde el 2022 nuestro expresidente de la SCJN Ministro Arturo Zaldivar, dijo que haría todo lo que estuviera en sus manos para proteger a todas las mujeres y NNA con la promulgación de esta LEY VICARIA.

En el Estado de DURANGO existen gran cantidad de casos de violencia donde los HOMBRES han sido señalados ante las autoridades correspondientes como los PRESUNTOS VICTIMARIOS (los llamaré presuntos por la única razón que las carpetas de investigación, así como los expedientes donde conste la declaración de la víctima es extraviado, adulterado y/o inducido a condenar a la mujer como la delincuente).

Contamos con una gran cantidad de expedientes abiertos tanto en la capital como en el resto de los mpios., los cuales no han tenido su debido proceso. La gran mayoría fueron de la gran riqueza del LEGADO IMPRESENTABLE del exgobernador José Rosas Aispuro Torres, quien siendo sabedor de algunos de ellos fue completamente parcial y que durante su mandato fue un sexenio de agonía para muchas mujeres y para las infancias, hoy exigimos desde el hartazgo a esas mezquinas prácticas de la impunidad del PODER, no solo del Poder Judicial, sino del poder que los victimarios ostentan y lo presumen con la impunidad y el cobijo del propio Estado, lo cual a todas luces siguen siendo víctimas de la VIOLENCIA INSTITUCIONAL las mujeres, Niños, Niñas y Adolescentes (en otros casos también se hostiga y atenta contra la vida del primer círculo de la mujer). 

El legado Aispurista nos dejó su huella con personajes que desde el H. Congreso abren la puerta y los brazos a estas personas que siguen utilizando sus influencias para continuar con las violaciones procesales o peor aún maquinando actos aberrantes contra las mujeres y mujeres madres de sus hijos. 

En otra de las estaciones de este viacrucis se acudió a buscar a la Diputada Marisol Carrillo de la fracción Morena quien otra vez más traicionó a las mujeres que de buena fe y con la total confianza se le depositó en sus manos para que esta diputada optara por consensar con los hombres para ver si emitían su opinión y postura para otorgarles el derecho a las mujeres a maternar libres de violencia. Risorio momento al verla rodeada de algunos detractores de la lucha, pero no son los únicos elencos en el que se presentan estos dignos galardonados en la manipulación y el chantaje.

Lo inconcebible es que HOY podemos observar como los hombres que hace 7 años apuñalaron al actual Gobernador Esteban Villegas, el mismo que hace 1 año recorrió cada rincón de Durango con una campaña enfática en la defensa de los derechos de las mujeres, hoy vemos como este convoy de hombres y mujeres que fueron piezas y artífices en manipular los procesos de algunas mujeres hoy sean la autoridad que sigue dando cobijo a los violentadores. Como bien lo ha cuestionado el mismo Gobernador, ¿Con qué autoridad MORAL se atreven? Le respondemos con otras preguntas: ¿Cuándo se materializará esa promesa? ¿Cuándo se dejará de ejercer la violencia institucional? ¿Con quién es el compromiso? 

Existen casos los cuales se puede comprobar de manera fehaciente que el Estado violó todo Derecho Humano y todos los Tratos Internacionales de los mismos expedientes de las promoventes de esta Ley Vicaria. 

Este grupo de mujeres madres se fue conformando con el paso de los años y en el conocimiento de los casos se fue generando la empatía y la sororidad ante las circunstancias que atentan contra su vida y su familia en el cual su único anhelo es el maternar en paz y el tener un libre desarrollo en la más amplía esfera de su ser, para así alcanzar algo de estabilidad emocional y económica para ser ese pilar que representa ante la sociedad y con la dignidad humana. El Estado es responsable de salvaguardar estos derechos y no de atacarlos. 

El Diputado Ricardo Pacheco quien hasta el momento se le debe reconocer la apertura y la sensibilidad para escuchar y al día no ha traicionado a este grupo de mujeres como lo han hecho Sughey Torres, quien ella misma con expresiones misóginas como: “esos casos son solo uno más de los casos de violencia”, “cada quien habla como le va en la fiesta”, (¿sabrá que en muchas fiestas drogan, violan y asesinan mujeres?)Gaby Hernández y Londres (herencia del Aispurato), mencionaré que rectificó Marisol Carrillo en respaldar la Ley Vicaria en su esencia quien se comprometió en coadyuvar en sostener integra la misma. 

Lo referente que nos dejó Aispuro Torres y su círculo primario fue su total desprecio hacia el segmento de las mujeres, jamás olvidemos las muertes a causa de la meningitis, jamás olvidemos que el más sucio y asqueroso tráfico de influencias y misógino actuar. 

Abril será un mes donde nuestras infancias merecen nuestra atención, interés y acciones para salvaguardar su esfera jurídica y TODO el peso de la ley para quienes violenten su sano desarrollo, nuestro deber es alejarlos de todo tipo de violencia. 

La violencia desconoce las clases sociales, estas dinámicas homicidas son solo una muerte anunciada en cualquiera de sus versione: suicidio, feminicidio, filicidio y otros delitos que merman el ámbito social y el quehacer político. Debemos repudiar estos usos y costumbres de callar a las mujeres. 

¡Todo tiene un límite menos la estupidez, despierta Durango!

Noticias Relacionadas